Cuidado, Brasil nos está cambiando de tema en Itaipú - Ramón Casco Carrera

28.05.2010 09:10

 

OPINIÓN

Cuidado, Brasil nos está cambiando de tema en Itaipú

En Itaipú los brasileños nos están cambiando de tema. Mejor, nos sustituyeron los justos e históricos reclamos paraguayos y nosotros no nos dimos cuenta o no quisimos darnos cuenta y, lo que es peor, les seguimos el juego.
 
Si hojeamos los diarios nacionales o escuchamos las radios - también la televisión - nos percataremos de que esas reivindicaciones, con amplia y profunda resonancia en el pueblo paraguayo en los más de treinta años que tiene el Tratado, fueron reemplazados, por ejemplo, por reclamos relacionados con el cumplimiento de la promesa brasileña de financiar la construcción de la línea de transmisión de 500 kV entre la hidroeléctrica binacional y la ciudad chaqueña de Villa Hayes.
 
Muchos de nosotros nos pusimos a hurgar en los archivos del Mercosur para saber como funciona el Fondo para la Convergencia Estructural (FOCEM) de ese organismo regional e irrumpimos de lleno de los debates, para satisfacción del Gobierno brasileño, sobre si esa institución regional es la adecuada, conveniente, o si es una vía muerta o una maniobra de distracción de nuestros socios.
 
Muchos, en esa insólita desorientación nos hemos vuelto expertos en el funcionamiento de las comisiones internas de la Cámara de Diputados del parlamento brasileño que tienen a su cargo el estudio de la Nota Reversal del 1 de setiembre del año pasado, que aprueba la triplicación del factor multiplicador de la fórmula de cálculo de la compensación por cesión de energía, o sea del resarcimiento que paga Eletrobrás al Estado paraguayo, a través de Itaipú, por su excedente energético.
 
Los ecos de la oposición brasileña, no solo a la “donación” al Paraguay de la línea de 500 mil voltios, sino también a esa pequeña mejoría que admite la Nota Reversal del 1 de septiembre del año pasado, que ya tiene rango de ley hace mucho tiempo en nuestro país, deben servirnos como campanazos de alerta para que retomemos las genuinas reivindicaciones del pueblo paraguayo en Itaipú ante su socio brasileño, incluso en la perspectiva de la mejor de la hipótesis: la aprobación y consecuente materialización de los dos puntos de referencia.
 
En efecto, recordemos, la República del Paraguay reclama a Brasil en Itaipú justo precio y no el aumento de la propina que hace casi 25 años le tira Eletrobrás por un enorme caudal energético que hoy se cotiza, incluso con la menor de las tarifas, al menos diez veces en el mercado brasileño. Pide recuperación de su soberanía, de su derecho de decisión sobre su propia energía y no la apertura de pequeñas rendijas en el mercado del vecino país para la venta simbólica de algunos megavatios de la energía paraguaya.
 
Exige justa compensación por 25 años de inicua explotación de ese patrimonio nacional, daño que no fue cuantificado siquiera, y no una línea de 500 mil voltios, cuyo costo ronda los US$ 400 millones, según las fuentes oficiales.
 
Exige investigación de la deuda de la inacabable deuda de la entidad binacional e incluso el borrón de sus componentes espurios y no el pago adelantado de tramos de ese pasivo que solo avalan la contabilidad que los brasileños defienden en forma intransigente e intolerante.

*Periodista del diario ABC Color. Analista en temas energéticos

 

 

Volver